lunes, 19 de enero de 2015

Los Agentes Forestales de la Comarca 6 declaran hoy en el juicio contra el presunto envenenador de Valdeolea



Hoy se celebró la primera parte del juicio contra el presunto envenenador de Valdeolea en el que declararon los Agentes Forestales de la Comarca 6, quienes han llevado el peso de la investigación. Debido a que algún medio de comunicación de esta Comunidad Autónoma se empeña en atribuir estas labores a otros cuerpos policiales que han permanecido ausentes durante todo el proceso, desde la Asociación Profesional de Técnicos Auxiliares del Medio Natural queremos reconocer el trabajo realizado por los compañeros de la Comarca 6, que a pesar de encontrar indeseables obstáculos en
el camino y con independencia del resultado final, han sabido cumplir con su deber en la denuncia del delito ante las autoridades judiciales y establecer como una de sus prioridades la conservación de la fauna, en algunos casos especies amenazadas, llegando más lejos de lo que muchos vaticinaron.


FUENTE: Europa Press. Enlace: Noticia envenenador Valdeolea. Europa Press

El ganadero acusado de envenenar a una treintena de animales en Valdeolea (Cantabria), entre diciembre de 2011 y enero de 2012, ha asegurado que jamás colocaría productos tóxicos donde pacen sus caballos y pasean sus perros porque serían "las primeras víctimas".
Así lo ha manifestado este lunes en la primera sesión del juicio que se celebra en el Juzgado de lo Penal número 3 de Santander, en la que el acusado, JL.V.G., ha manifestado desconocer el Aldicarb, principio activo del veneno granulado encontrado en los cebos, así como que esté prohibido su uso desde 2007.
Unos cebos hechos con carne de uno de sus potros que había sido matado por un lobo, impregnados con gránulos del citado veneno y encontrados en la finca que el acusado tenía arrendada para que pastasen sus caballos, según han relatado en la vista los agentes del Medio Natural del Gobierno de Cantabria, que han declarado que durante las fechas en que murieron envenenados los animales, no vieron a los caballos en esa finca.
El acusado, cuya cabaña de unos 150 equinos está a nombre de su mujer, ha indicado que en las navidades de 2011-2012, los lobos le mataron varios caballos, y lo notificó a los agentes para su certificación y posterior cobro de la indemnización correspondiente que, a su juicio, la debe abonar el Ejecutivo regional. "Ninguna me han pagado, nunca hemos cobrado nada", se ha quejado.
En aquellas fechas y ante la frecuencia de los ataques de lobos, ha señalado que los ganaderos de la zona pidieron que se llevasen a cabo batidas y se hicieron. "Yo comenté que hacer las batidas a las 10 de la mañana no valía de nada y que había que hacerlas de buena mañana", ha apuntado.
Tras esas batidas, en la que los agentes del Medio Natural han asegurado que se vieron dos lobos y se mató uno, este ganadero ha manifestado que continuaron los ataques de lobos pero ha negado haber dicho, como han insistido los agentes, que "la única solución que quedaba era el veneno". "No recuerdo haber dicho eso", ha apostillado.
En este sentido, algunos de los agentes han manifestado que a estas declaraciones de JL.V.G. "no se les dio importancia" porque fue "una frase desafortunada" que dijo cuando apareció muerto uno de sus potros. Además, han asegurado que "es habitual esa amenaza en los ganaderos pero luego no llega a ningún sitio".
El acusado ha reconocido que no se lleva muy bien con sus vecinos. "No nos hablamos y punto", ha señalado, al tiempo que ha considerado que eso no sería razón para que "algún vecinos hiciese eso (colocar el veneno)". "Que no nos hablemos es una cosa y que pongan veneno es otra", ha añadido.
LOS GUANTES
Además de los cebos, la prueba de peso en la que se apoyan las acusaciones (Fiscalía, SEO/BirdLife y el Gobierno regional) es el hallazgo de unos guantes desechables de nitrilo --los que habitualmente utilizaba el acusado, según el mismo ha dicho-- metidos en una bolsa manchada de sangre o fluidos de carne.
Los agentes del Medio Natural han relatado que localizaron esta bolsa "escondida" en el interior de una pequeña zarza situada "justo en la parte de fuera" de la finca de JL.V.G. Cuando esta evidencia se llevó al laboratorio y se desenrollaron los guantes, se comprobó que uno de ellos tenían los mismos gránulos del veneno que había en los cebos de carne.
El acusado ha asegurado que él siempre deposita los guantes en un cubo de basura que tiene a la entrada de la finca y no los deja "tirados por ahí".
Los peritos que analizaron los cebos y los gránulos --el ADN y la huella de los guantes lo hicieron otros que declararán este martes, 20 de enero-- han señalado en videoconferencia que el ganado equino es herbívoro y nunca comería la carne por lo que consideran que la "intencionalidad" de los mismos era combatir los lobos.
Pero, además de los lobos, ese veneno fue ingerido por otros carnívoros como 11 milanos reales --especie en peligro de extinción--, siete zorros, cinco perros, cuatro buitres leonados --especie de especial protección--, un busardo ratonero, un cuervo y un gato.
Los peritos han indicado que el Aldicarb no tiene apenas olor por lo que esos animales no lo percibieron y, además, han destacado que este veneno, que tiene una "letalidad muy alta" porque en muy poca concentración ya causa la muerte "en minutos", estaba presente en "cantidades muy grandes" por lo que su objetivo "era matar y no ahuyentar".
Sobre los guantes, estos peritos han apuntado que cualquier persona que supiese lo que estaba manipulando se los pondría ya que cualquier resto en las manos podría causarle una intoxicación.
En este sentido, han asegurado que el Aldicarb es un producto que, aunque hasta su prohibición se utilizaba en la agricultura como insecticida, hay "bastante conocimiento" del mismo entre ganaderos, como demuestra el hecho de que "habitualmente se detecte su uso en zonas del norte donde hay ataques de lobos o zorros".
No obstante, han señalado que "la adquisición de este producto es muy complicada" y, aunque el SEPRONA desconoce aún por "dónde se está moviendo", puede que "esté saliendo de particulares que todavía lo tienen en casa".
A preguntas de la defensa sobre si el Aldicarb se podría fabricar de forma casera, los peritos han dicho que no lo creen "probable" pero que éste tampoco sería el caso porque el veneno encontrado tenía "la forma comercial" de granulado.
"INTOXICACIÓN CLARA"
Por su parte, una veterinaria del Centro de Recuperación de la Fauna de Cabárceno, que realizó las necropsias de los animales, ha indicado que "la mayoría de ellos presentaban signos de muerte por envenenamiento e intoxicación claras".
Y es que esta experta ha descartado que algunos de los zorros y el busardo ratonero muriesen por envenenamiento de Aldicarb, que en pocos minutos provoca parálisis neuromuscular y el posterior fallecimiento por parada cardiorespiratoria.
En la sesión de este lunes también ha declarado el director general de Montes y Conservación de la Naturaleza del Gobierno de Cantabria, Francisco Javier Manrique y el vecino que tiene alquilada la finca a JL.V.G..
El juicio continuará este martes, 20 de enero, a partir de las 9.45 horas, en el Juzgado de lo Penal número 3 de Santander (calle Alta). Está previsto que en esta sesión continúen las pruebas periciales, entre ellas las realizadas en los guantes para comparar el ADN y las huellas.
PENAS
La Fiscalía pide para el acusado dos años de prisión por un delito continuado contra la fauna, así como inhabilitación para el ejercicio de la caza durante tres años e indemnización a la Administración regional, sin concretar la cuantía.
Por su parte, la organización conservacionista SEO-Birdlife, que ejerce la acusación particular, pide dos años y medio de cárcel, cinco de inhabilitación para la caza y para la profesión de ganadero, y una indemnización de 222.000 euros para el Ejecutivo.
Para esta cuantía, se ha tenido en cuenta la normativa de Castilla-La Mancha, que fija un valor de 18.000 euros para un milano real por ser especie en peligro de extinción.


El ganadero de Valdeolea asegura que "jamás" usaría veneno

El ganadero acusado de envenenar a una treintena de animales en Valdeolea, entre diciembre de 2011 y enero de 2012, ha asegurado que jamás colocaría productos tóxicos donde pacen sus caballos y pasean sus perros porque serían "las primeras víctimas". Así lo ha manifestado este lunes en la primera sesión del juicio que se celebra en el Juzgado de lo Penal número 3 de Santander, en la que el acusado, JL.V.G., ha manifestado desconocer el Aldicarb, principio activo del veneno granu ...

Leer mas: http://www.europapress.es/cantabria/noticia-ganadero-valdeolea-asegura-jamas-usaria-veneno-20150119152337.html

(c) 2014 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de este contenido sin su previo y expreso consentimiento.



El ganadero de Valdeolea asegura que "jamás" usaría veneno

El ganadero acusado de envenenar a una treintena de animales en Valdeolea, entre diciembre de 2011 y enero de 2012, ha asegurado que jamás colocaría productos tóxicos donde pacen sus caballos y pasean sus perros porque serían "las primeras víctimas". Así lo ha manifestado este lunes en la primera sesión del juicio que se celebra en el Juzgado de lo Penal número 3 de Santander, en la que el acusado, JL.V.G., ha manifestado desconocer el Aldicarb, principio activo del veneno granu ...

Leer mas: http://www.europapress.es/cantabria/noticia-ganadero-valdeolea-asegura-jamas-usaria-veneno-20150119152337.html

(c) 2014 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de este contenido sin su previo y expreso consentimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada